Aguas de Chaves Verin

Un agua para cada plato…

Las aguas clásicas y marcadas (aquellas más gaseadas), son las apropiadas para los primeros platos, entrantes, entremeses..., porque estimulan el apetito. Para las ensaladas, las aguas efervescentes son las más indicadas. Para los mariscos, resultan más idóneas las aguas sin gas, pero también las ligeras, ya que producen un contraste de sabores, dejando texturas adicionales en el paladar. Para los primeros y segundos platos, independientemente de que sean carnes o pescados, las aguas sin gas, ligeramente gaseosas o efervescentes, son las más indicadas, aunque las carnes rojas casan mejor con aguas efervescentes o clásicas. Los postres deben ir acompañados de aguas sin gas o efervescentes, para evitar la acidez de estómago y ayudarnos a digerir los alimentos. La temperatura ideal del agua en el momento de su consumo es de entre 12º y 16º.

CABREIROÁ: Las aguas de este emblemático manantial son clasificadas como bicarbonatadas, sódicas, cálcicas, litínicas y acídulas. Se trata de aguas com efectos digestivos, diuréticos y relajantes del sistema nervioso. Se comercializan en tres modalidades: Cabreiroá con Gas, Cabreiroá sin Gas y Cabreiroá Única (Un agua 100% natural, envasada con finísimas burbujas que brotan, de manera natural del manantial, sin gas carbónico añadido).
Origen: Verín.

Cabreiroá

 CabreiroáCabreiroá

CAMPILHO: Clasificadas como bicarbonatadas sódicas, carbónico-gaseosas y con una óptima concentración de sales minerales. Estas aguas constituyen un excelente digestivo y ayudan a reponer los minerales que el organismo necesita.

Origen: Chaves

Campilho

FONTENOVA: Estas aguas (carbónicas, bicarbonatadas, sódicas, fluoradas y litínicas) son beneficiosas para el aparato digestivo. Se ofrecen en dos modalidades: natural con gas (fina, digestiva y de mineralización alta), y natural sin gas (de mineralización suave).
Origen: Verín

Fontenova

SOUSAS: Caracterizadas como aguas bicarbonatadas sódicas, litínicas y ligeramente fluoradas. Son de mineralización débil, actúan como excelente depurativo, diurético y desintoxicante. Su contenido en flúor las convierte en idóneas para ser consumidas regularmente por lactantes y niños menores de 7 años, evitando la fluorosis dental y caries. Se presentan en dos modalidades: con gas y sin gas.
Origen: Verín

SousasSousas

VIDAGO: Aguas hipersalinas, bicarbonatadas, carbo-gaseosas, levemente cloruradas y fluoradas. Estas aguas, ligeramente ácidas y con un bajo nivel de gas natural, son un muy recomendable digestivo, y por su alta concentración en sales minerales, permiten la rápida reposición de las mismas en el organismo.
Origen: Chaves

Vidago