Iglesias y Catedrales en Ourense... Vive la Experiencia Visit Chaves Verin

Iglesia Parroquial de Santa Maria Maior (Chaves)
De origen románico se cree que fue levantada sobre un templo romano en tiempos del obispo Idacio. La primera referencia histórica data de 1259 y de esta época se conserva la torre y el pórtico. En tiempos de João III (s. XVI) fue restaurada, siguiendo los modelos renacentistas de la época y en el siglo XVIII sufrió nuevas reformas. Su interior consta de tres naves, elevadas sobre recias columnas y cubiertas por un techo de madera de castaño. Una bóveda se yergue sobre el altar mayor y una linterna corona la capilla del Santísimo. En una plaza al costado de la iglesia se levanta un “pelourinho”, de estilo manuelino, antiguo rollo de la justicia medieval.

Iglesia de la Misericórdia (Chaves)
Es de finales del siglo XVII y fue edificada en estilo barroco con elementos renacentistas. Se dice que esta era la capilla del pazo de los duques de Bragança. Su interior de una sola nave conserva una profusión de azulejos del siglo XVIII que ilustran motivos y escenas bíblicas. A destacar también, el retablo del altar mayor y una pintura de 1743 sobre el techo de madera con la escena de la Visitación.

Iglesia de São João de Deus (Chaves)
Este templo data del siglo XVIII y fue construido en tiempos del rey João V su padrino y sustentador cuyas armas figuran en la portada. En principio fue una iglesia anexa a un hospital militar sostenido por los hermanos de São João de Deus y en el funcionó una Aula de Cirugía y Anatomía bajo el reinado de María I. Situada en la margen izquierda del Támega, presenta nave octogonal y elementos constructivos barrocos y neoclásicos.

Capilla de Santa Catarina (Chaves)
La fachada aparece encajada entre nuevas edificaciones. Fue fundada en 1279 y de ella dependía un albergue para acogimiento de viandantes y peregrinos. A comienzos del siglo XVII, ambas fueron destruidas para refuerzo de la plaza militar. La edificación actual es de 1861 y en su interior destaca un llamativo retablo sobre el altar mayor. Esta capilla es de propiedad municipal.

Capilla de Nossa Senhora de Loreto (Chaves)
Conocida también como de la Santa Cabeza. Fue fundada en 1696 anexa a una casa señorial perteneciente al abad de Monforte. Destaca su fachada granítica con altas pilastras y frontones curvos. En su interior y según la tradición se dice que están enterrados los restos de San Bonifacio, abogado contra las mordeduras de perros rabiosos.

Capilla de la Nossa Senhora da Lapa (Chaves)
De propiedad municipal, se sitúa en el entorno del fuerte de São Francisco y fue erigida en el siglo XVIII en estilo barroco.

Capilla de la Nossa Senhora do Pópulo (Chaves)
De propriedade particular, situada no bairro de Santo Amaro, construída em 1516, e ponto de paragem de peregrinos.

Iglesia Parroquial Sta Maria la Mayor(Verín)
Entre 1542 y 1546, durante el abadiazgo de Celanova, se construyo esta iglesia poniéndola bajo la advocación de Santa María La Mayor. Durante muchos años dependió como anexo del Priorato benedictino de Pazos. Cuenta con una capilla adosada, llamada de los Dolores, en donde se albergaba la Virgen del mismo nombre y un Cristo Yaciente, de brazos articulados. En esta capilla también se ubicó el conocido Cristo de las Batallas, hoy presidiendo el presbiterio de la iglesia y cuya talla se le atribuye al escultor Gregorio Hernández o a un miembro de su escuela. A finales del siglo XIX, José García Barbón compró esta capilla y se la donó a la iglesia. Este insigne prócer local ayudó también en la reconstrucción de la techumbre, dotándola, además, de un órgano y de una torre para colocar el reloj.

Iglesia y Convento de la Merced (Verín)
Aunque el asentamiento del Priorato Mercedario en Verín es del año 1597, el edificio actual no se empieza hasta comienzos del siglo XVIII. Primero se levantó el claustro y después la iglesia y la torre (1738) de corte barroco con cortes neoclásicos en la portada del convento. En la iglesia pueden verse diversas esculturas en madera entre las que destaca la de la Virgen de la Merced; el retablo mayor (XVII) atribuido a Fr. Pedro Pascual García; relieves de Francisco de Moure (XVII) y el de la Fundación de la Orden (XVII). Los efectos desamortizadores de la ley Mendizábal obligaron a los Mercedarios a abandonar el edificio que cayó en parte en manos privadas, ubicándose en el, algunos establecimientos y la Casa Consistorial de la villa y cárcel del partido. A principios del siglo XX, los mercedarios comienzan a retornar al convento que recuperarían definitivamente cincuenta años después al trasladarse el consistorio al nuevo edificio en el Campo del Toural donde con reformas y ampliaciones aún se ubica hoy.

Capilla de San Lázaro (Verín)
Aparece documentada en el siglo XVI como de patronato real y tenía anejo a ella un hospital que fue primero de peregrinos y luego de lazarinos. Una Cofradía y una Orden de los Pobres aparecen ligadas a esta capilla, con casa-hospital anexa, para atención de los indigentes. La advocación del santo surge con fuerza en un tiempo en que las epidemias de lepra asolaban las poblaciones. El concejo, justicia y corregimiento de Verín era quién ponía el mayordomo en nombre del rey y en el último tercio del siglo XVI el conde de Monterrei pretendió trasladar a ella el hospital de peregrinos del castillo. Frente a esta capilla figura el crucero de la Piedad (s. XVII) y en su entorno se encuentran varias casas que muestran en su arquitectura y elementos, la tipología constructiva del Verín antiguo. En el cruce de caminos que es hoy, se celebra aún en la actualidad la feria anual más importante de la comarca y origen de las ferias y fiestas de San Lázaro, patrón de la villa.

Santuario de los Remedios  (Verín)
Santuario de Nuestra Señora de los Remedios (Vilamaior do Val, Verín)
Lugar de gran atracción de peregrinación procedente de la comarca, de Castilla y de Portugal. En sus inmediaciones se celebraba gran romería. La Virgen de los Remedios, con mucha devoción local, era sacada en procesión por el valle para pedir lluvia para las cosechas y calma en las tempestades. El edificio se empezó a levantar en el año 1541 y se dotó con nueva fachada en el siglo XIX, que se remató a comienzos del XX a expensas de García Barbón. Hay en su interior numerosas obras del siglo XVII, destacando el retablo mayor, obra de Juan de Angés El Mozo que fue finalizado por Bartolomé de Croanes y Alonso Martínez. De estos últimos son también los cuatro retablos laterales y varias efigies de santos. Otros retablos son obra del escultor Juan Bautista Celme, también del mismo siglo.

Vídeo