Termalismo & Spa. Tus momentos de bienestar

Un Río y nueve manatiales...

El río Támega fluye a través de la Eurociudad como un eje de unión entre todas nuestras tierras y pueblos.

De los acuíferos existentes mana un agua de calidad inigualable, reconocida gracias a su aprovechamiento actual, bien para tratamientos, bien como agua embotellada. Los manantiales mas reseñados son Cabreiroá, Sousas, Fontenova, Fuente do Sapo y Caldeliñas del lado gallego y las Caldas de Chaves, Campillo, Vidago y Vilarelho da Raia del lado luso.

En el área territorial de Chaves-Verín existe una de las mayores concentraciones de manantiales de aguas termales y minero-minerales de Europa, recursos endógenos que constituyen una fuente de oportunidades para alcanzar la clasificación de Destino Termal y así desarrollar un área de excelencia turística centrada en la salud y bienestar.

Esta abundancia de aguas es consecuencia de una falla tectónica, la fractura de Corga, que atraviesa el territorio transfronterizo y da lugar a una elevada densidad de aguas minero-medicinales en el Valle de Monterrey y Alto Támega. Este origen común les hace compartir características fisicoquímicas e indicaciones muy similares distinguiéndose principalmente por sus temperaturas de emergencia.

Estas nueve fuentes, tienen propiedades y utilidades distintas pero todas ellas favorecen nuestro organismo, tanto por dentro como por fuera.